YCC Colombia

Historia de YCC Colombia

 En el año de 1996 luego de disfrutar por un tiempo de mi clásica Yamaha TT-500, tuve por primera vez una impecable motociclista custom Virago xv500k año 1983, importada en el año de 1995 mediante un “tratado de libre importación” para ese entonces. Luego comencé a conocer un poco más los nuevos modelos de la línea Virago 250, 700, 750, 920, 1000 y 1100. Eran muchas las motocicletas que rodaban por la ciudad y que encontraba con frecuencia en eventos y diferentes lugares, lo cual me incentivó a sugerir la idea de contar con una organización o club Yamaha en donde se  acogiera el estilo custom. 

Incentivé algunos motociclistas a que nos uniéramos y nace la idea de crear “Yamaha Chopper Club”, queriendo reunir a todas las Yamaha Virago de la época, teniendo en cuenta que no existían aún la línea Star, pero este entusiasmo duró muy poco, ya que a mis 26 años edad, contaba con poca experiencia y mi actividad laboral me impedía disfrutar esta pasión como quisiera.

Luego en el año de 2007, tuve la oportunidad de hacer realidad uno de mis principales sueños, cual era comprar una motocicleta custom cero kilómetros, sacarla personalmente del concesionario y volver a retomar este fascinante  estilo de vida y fue cuando comencé a rodar solo esta vez en una Vstar 650 y participando en algunos eventos. Fue así como pude apreciar el auge que aún se mantenía de las Viragos rodando por todas partes, a pesar de sus 12 a 15 años de edad en impecables condiciones, a ellas se sumaban las nuevas versiones de la línea Star 650 y 1100, permitiéndome reactivar mi pasión y la intención de revivir la idea  “Yamaha Chopper Club” pero ajustando algunas experiencias del pasado y proyectándolo como una organización sólida que no llegara a dar pie a un segundo fracaso.

Aprovechando el internet, comencé a buscar toda clase de club Yamaha en el mundo, escribí a varias organizaciones solicitando algunos estatutos y experiencias. Bajé mucha información de diferentes páginas, me documenté lo más posible, hasta que concluí que se mantendría el nombre de “Yamaha Chopper Club”.

Inicié mi labor de invitar a las personas que contaban con motocicletas de este estilo, tanto Virago como Star a través de una tarjeta con mi número telefónico y correo electrónico, para conformar  esta nueva organización,  la idea era bienvenida para algunas personas, pero en una oportunidad consultando internet, encontré una persona de nombre “Geovanny”, propietario de una Yamaha Virago xv535 en Bogotá, le escribí y lo invité para que hiciera parte de este proyecto, el cual admiró de inmediato, pero me manifestó que había tomado recientemente la decisión de vender su motocicleta, desistiendo de la invitación, pero aportando a su vez un importante dato que yo no había logrado encontrar en Internet, cual era direccionarme a los diferentes links de las organizaciones bálticas Yamaha Custom Club en Suecia,, Dinamarca, Finlandia, Noruega y Bélgica.

Antes había encontrado organizaciones como ISRA (International Star Riders Association), Virago Owners Club, entre otras decenas de nombres diferentes y alusivos a organizaciones exclusivas Yamaha, pero mantuve mi intención de continuar con YCC (Yamaha Chopper Club) en honor a mi frustrado y fallido intento en 1996, pero esta organización Yamaha Custom Club en Europa me causó gran admiración al conocer gran actividad en sus páginas, al conocer un poco de su historia, uniformidad, vinculación familiar, respeto, básicas normas  organizacionales, entre otros aspectos que me emocionaron demasiado y me motivaron aún más en continuar con esta idea y recibiendo la recomendación de  Geovanny, fue cuando comencé a escudriñar en búsqueda de correos electrónicos en cada una de estas cinco organizaciones y comencé a escribir y a informarles sobre mi intención de crear en nuestro país una organización Yamaha de este estilo, solicitando las normas, reglas, estatutos y todo lo que tuviera que ver con estos admirables clubes y fue cuando comencé a recibir respuestas agradables y de felicitación por la idea por ser el primer Yamaha Custom Club fuera del continente Europeo (dicho por ellos). Les solicité autorización para comenzar a conformar un club con su nombre oficial y el empleo del logo, dando a conocer que contaba con algunas pocas personas interesadas en apoyar este proyecto, principalmente nuestro segundo fundador Andrés Mora Caballero con su Vstar 650.

Definitivamente el nombre “Yamaha Chopper Club” pasó a la historia y murió en ese momento, dando vida a “Yamaha Custom Club Colombia” y con la ayuda de Geovanny, presentamos la primera propuesta del logo para enviar a los YCC de Europa, el cual no fue aprobado por presentar una diferencia en el ala que pasamos por alto, se hicieron las correcciones y se envió nuevamente hasta ser aprobado y añadiendo como estricto cumplimiento las frases: “No política, No religión” como principales reglas.

Adicionalmente Geovanny me recomendó y me asesoró en el uso de una página web que ofrecía gratuitamente los servicios y dependiendo de la evolución, crecimiento y necesidades debía posteriormente pagar por este servicio para obtener mayores herramientas y espacio para alojar allí todas nuestras actividades. Actualmente esta página y su administración es pagada con los recursos obtenidos por concepto de sostenimiento a través de la mínima cuota de aporte con el personal del Club.

Contando con este WEBSITE, se elaboraron nuevamente tarjetas de presentación imprimiendo la dirección www.yamahaccc.com y en diciembre de 2007 se oficializa la página y se comienzan a entregar tarjetas a toda persona que contaba con una motocicleta Yamaha Custom, en las calles, en los eventos nacionales, en todo lugar donde hubiera parqueada una de estas motocicletas, allí se dejaba sobre ella una tarjeta. Las inscripciones comenzaron a dispararse desde distintas regiones del país, especialmente en Bogotá y en enero de 2008 ya contábamos con 40 inscritos aproximadamente y se hace el lanzamiento de la primera actividad de YCCC, buscando un evento exigente y fue cuando se convocó a realizar un viaje a la Isla de Barú en Cartagena durante seis días de la semana santa, dos días de ida, dos de regreso y dos de esparcimiento y descanso en este paradisiaco lugar.

Para esta actividad confirmaron la participación 17 personas de los 40 inscritos aproximadamente, pero al lugar de la cita llegaron solamente ocho personas, un buen número de todas maneras ya que no  nos conocíamos antes y confiaban todos ellos en la buena intención de una persona que los convocaba. Allí llegaron:

 

YCCC-0001F Carlos Julio Arroyave Acevedo (desde Bogotá)

YCCC-0001F Isabel Zapata Mejía (desde Bogotá)

YCCC-0002F Andrés Mora Caballero (desde Bogotá),

YCCC-0002F Rina Caballero (desde Bogotá)

YCCC-0003F Jose Ivan Patarroyo (Desde Monteria)

YCCC-0003F Paola Grimaldo (desde Monteria)

YCCC-0004F Miguel Henares (desde Bogotá – nacionalidad Española)

YCCC-0004F Gema Vargas (desde Bogotá Desde Bogotá – nacionalidad Española)

YCCC-0005F Albeiro Gonzalez (desde Bogotá)

YCCC-0005F Patricia Caicedo (desde Bogotá)

YCCC-0006F Diego Mejía (desde Manizales)

YCCC-0007F Ariel López (desde Manizales)

YCCC-0008F Diego Tenorio (Residente en Barú)

 

Espere más sobre nuestras obras sociales, sobre  nuestros Rally Internacionales:

- Belgica 2009,

- Colombia 2010,

Suecia 2011, 

- Finlandia 2012,

- Colombia 2012,

- Noruega 2013,

- Venezuela 2013, 

- Colombia 2014,

- Inglaterra  2015

 

Continuará....